HABLANDO DE GOBERNAR

El señor Rosell – presidente de la CEOE- lo dijo bien clarito la semana pasada. Una cosa son los programas de los partidos, y otra a menudo bien distinta la realidad. Se refería a Podemos, por supuesto. En roman paladino y echando mano del refranero, una cosa es predicar y otra dar trigo.
Otras voces autorizadas de la economía, la banca o la empresa ya han advertido de la inestabilidad en los mercados y en nuestro crecimiento que pueden provocar estos gobiernos “podemistas” o “socialpodemistas”.

Vamos como un tiro en el PIB y no es cuestión de echarlo a rodar porque estos empiecen a gastar el dinero público a espuertas y a dar subvenciones a sus amiguitos de la economía social. O a poner huertos ecológicos en cada esquina.

Predicar es fácil. Llevan más de un año en ello. Recorriendo platos de televisiones haciendo apología de sus utopías, prometiendo la luna. Palabras que suenan bien a mucha gente, que huelga decirlo, lo está pasando mal, y se aferra a un círculo ardiendo. Pero gobernar es otra cosa, y las reglas del juego existentes desde hace lustros no se saltan a la torera.

El dinero no se hace con maquinitas y nuestras responsabilidades con Europa son irrenunciables. Que se lo digan a Syriza.

“El dinero no se hace con maquinitas y nuestras responsabilidades con Europa son irrenunciables. Que se lo digan a Syriza.”

Hablando de gobernar, Zaragoza En Común va a tener que gobernar a partir del día 13 de junio. Tomar decisiones. Hacer posible lo que es posible. Que en política no es redundante. Llevar sus utopías a la realidad. Harto complicado es que viejas recetas comunistas, fracasadas y trasnochadas, funcionen.

Ni siquiera las podrán implantar cuando comprueben cual es la realidad económico financiera del Ayuntamiento. Una realidad que por cierto nadie sabe con certeza. Pero últimamente al consistorio zaragozano le llueven sentencias que cumplir con onerosas indemnizaciones, amén de la deuda que asfixia las posibilidades de inversión.

Los chicos de Zaragoza En Común y Podemos tendrán que lidiar con un toro astifino, ellos que son antitaurinos. Deberán ponerle mucha fe al asunto, ellos que son anti católicos, que no anti religiosos.

“Los chicos de Zaragoza En Común y Podemos tendrán que lidiar con un toro astifino, ellos que son antitaurinos. Deberán ponerle mucha fe al asunto, ellos que son anti católicos, que no anti religiosos.”

Y por ende se quedaran solos en sus asambleas para aplicar sus políticas comunistas, so pena, de que el PSOE de Anadón quiera hacerse el harakiri definitivamente en los próximos cuatro años.
Eso sí, veremos huertos en cada esquina, empleos verdes que proclaman, economía social y local, remunicipalización de servicios y, caza al gran empresario y a los centros comerciales.

Deja un comentario