LO QUE EL CAJÓN ESCONDE

El Ayuntamiento de Zaragoza ha dado a conocer una auditoria para saber como están las cuentas de la quinta ciudad de España. No se si hacia falta, pero… así se sacan los colores a los socialistas. Eso deben pensar desde Zaragoza en Común.

Y la cosa es de sonrojo.

La auditoria financiera interna ha destapado una deuda oculta de 110 millones de euros en 2015. Estas cifras que situarían a cualquier empresa en el entorno de la quiebra, revelan que la gestión ha sido mas que deficiente, algo que por otra parte todos sospechábamos.

¿Cómo se desglosa semejante dislate?. Sin afán de extenderme ni de aburrir, la mayoría son partidas infradotadas o sin consignación, obligaciones de pago que no se han atendido, y que afectan a servicios públicos tan esenciales como el autobús, la limpieza,  o los pabellones deportivos.

“La auditoria financiera interna ha destapado una deuda oculta de 110 millones de euros en 2015”

Aparte de la deuda monumental, hay un problema que no es nuevo. La infradotación de partidas sensibles que provoca que se arrastren cantidades muy significativas en las contratas fundamentales. las que hacen que la ciudad funcione.

Solventarlo no es sencillo.

belloch--644x362

Ante estas cuentas, que son como todas largas, áridas y prolijas, la respuesta no esta en el viento que decía la canción, sino en subir impuestos, que a no mucho tardar sera el camino que tome el Gobierno de Zaragoza.

Toca, eso si,  llegar a acuerdos sobre las ordenanzas fiscales. Todos quieren bajar el IBI como sea, el monstruoso IBI, y según Rivarés subir el IAE a las grandes empresas.

“Subir impuestos, que a no mucho tardar sera el camino que tome el Gobierno de Zaragoza”

Veremos para lo que da la burra… con perdón, que los pobres burros están prohibidos desde la próxima Navidad. Otros que no han resistido la auditoria, como las ocas, los camellos y los halcones.

¡Vaya fauna!

 

Deja un comentario