LAS EMPRESAS PÚBLICAS Y LOS AMIGOTES

La podredumbre que se vislumbra en las empresas públicas de todo pelaje en Aragón, materializada en comisiones, amiguismos y enchufismos varios, es uno de los graves problemas que – aún – tenemos los ciudadanos.

Esta situación lastra nuestra economía, cercena el libre mercado y mata la necesaria competitividad de las empresas desincentivando la excelencia empresarial.

El problema no viene solo del número y objeto, que también – empresas públicas, empresas participadas, fundaciones, consorcios, etc. –  sino de la forma de actuar de las mismas, que más bien parecen agencias de colocación para amigotes que entes que gestionan el erario público con criterios de racionalidad económica.

El abanico es extenso, desde el Consorcio para la Casa del Traductor, pasando por la empresa Baronía de Escriche o la famosa Fundación PLAZA, que se creó con  el único fin de adquirir un cuadro de Goya por el módico precio de diez millones de euros, hasta empresas para gestionar aeropuertos (en liquidación).

Sin embargo, me detendré en la forma de adjudicar subvenciones o ayudas a las empresas por parte de la empresa pública AREX, un organismo del Gobierno de Aragón para impulsar la internacionalización de la economía aragonesa, según dice su página web.

“Sin embargo, me detendré en la forma de adjudicar subvenciones o ayudas a las empresas por parte de la empresa pública AREX”

En octubre de 2014, la citada AREX, creó una línea de apoyo al posicionamiento online internacional de las empresas aragonesas. Enmarcado dentro del Plan Impulso del Gobierno de Aragón para adaptar la web empresarial al mercado exterior. Concediendo ayudas que iban desde el 50% al 100% del coste con un máximo de 4.000 € por empresa. Casi nada.

El único requisito era ser una empresa con domicilio fiscal de Aragón, hasta ahí todo bien. Pero una vez aprobada la ayuda, te obligaban a realizar el trabajo con las empresas que ellos elegían, sin posibilidad de elección. Si preferías seguir con tu proveedor de siempre, te quedabas sin subvención.

Esto implica, que te conceden una subvención para que “compres” a sus amigotes,  empresas cínicamente denominadas como “empresas homologadas”, sin que se conozca el proceso de homologación.

Beneficiando a unos sin criterio objetivo o legal alguno sirviendo a éstos efectos bastante poco el Portal de Transparencia tan cacareado por el Gobierno de Aragón saliente.

Prefiero que no saquen pecho del portal de transparencia del Gobierno de Aragón y que se remanguen limpiando estos comportamientos cuasi mafiosos. Empiecen por abrir las puertas a todas las empresas aragonesas por el bien de todos nosotros.

Un comentario en “LAS EMPRESAS PÚBLICAS Y LOS AMIGOTES

Deja un comentario