RECUERDE: NO SE ADMITEN DEVOLUCIONES

Si, ya lo se, estamos todos bastante preocupados con el resultado de las elecciones, como para que alguien nos cuente además que esta situación afecta y mucho a los mercados financieros, y por lo tanto, a nuestro ahorro, trabajo, etc.

Pero así es,  y en este momento, debemos ser realistas y llamar a las cosas por su nombre.

Esta mañana, a primera hora, leía que una casa de análisis planteaba estos escenarios posibles:

  • Gobierno del PP con más o menos explícito apoyo de Ciudadanos (35% posibilidades)
  • Gobierno PSOE-Podemos con el apoyo de otros partidos menores, incluidos los nacionalistas (25%)
  • Gobierno PP-PSOE (10%)
  • Repetir las elecciones (30%).

Aunque a medida que el día avanza, la última de las opciones yo creo que aumenta de probabilidades.

Desde un punto de vista económico el resultado de estas elecciones es mucho peor de lo esperado dada la mayor fragmentación de voto,  el aumento de la incertidumbre y la inestabilidad que esto trae consigo.

En casi todos los escenarios, el gobierno resultante es muy probable que sea débil, y no durará mucho tiempo (¿gobiernos a la “Italiana”?)

Las posibilidades de nuevas elecciones (en 2016, o más probablemente en 2017) son muy altas, y como decía aumentan por momentos.

“Las posibilidades de nuevas elecciones (en 2016, o más probablemente en 2017) son muy altas, y como decía aumentan por momentos”

Y para rematar la faena, esto tiene importantes implicaciones en los mercados. Con pocas posibilidades de un gobierno estable en el horizonte, una parálisis en la agenda de reformas, y no pocas posibilidades de un mercado hostil, ante un gobierno PSOE-Podemos e incluso con algún partido más radical, lo normal es esperar una reacción negativa de la bolsa y un aumento de la prima de riesgo de los activos financieros españoles, como ya hemos visto a lo largo del día de hoy.

También creo, que la mayor incertidumbre, puede tener un impacto negativo (que en este momento es difícil de cuantificar) en el crecimiento económico. No hay nada peor que la incertidumbre en la economía.

Y, si cabe, en este momento, de incipiente recuperación, más.

“Un gobierno PSOE-Podemos e incluso con algún partido más radical, lo normal es esperar una reacción negativa de la bolsa y un aumento de la prima de riesgo”

El otro día me mandaron un mensaje de una urna con un cartel que decía “Recuerde: no se admiten devoluciones”. Ahora me arrepiento de no haberlo reenviado.

Deja un comentario