ECHENIQUE I DE ARAGÓN, EL CATÓLICO

Pablo Echenique lo tiene claro, él es el único que puede hacer justicia en las injustas situaciones que nos ha dejado la crisis. Con su forma de entender las políticas que necesita Aragón se autoproclamó legitimo heredero del trono. Quiere reinar el cambio, quiere ser Presidente.

Echenique I de Aragón, el Católico, bautizado ante los altares del circulo morado de Podemos propuso sus “diez mandamientos” hace unos días. Solo con eso conseguirá traer un gobierno de izquierdas a Aragón.

Diez mandamientos, que como buen católico, pasan por ser inquebrantables para aquel que quiera aceptarlos. Mandamientos que solucionan los problemas que tiene el pueblo aragonés. Una ley contra la corrupción y el clientelismo, reducir los altos cargos, paralizar la LOMCE, poner fin a los desahucios, entre otros mandamientos.

Incluso los buenos católicos cometen algún pecado alguna vez y estos mandamientos que nos muestran pasarán por incumplirse. Me atrevo a decir que casi todos.

“Incluso los buenos católicos cometen algún pecado alguna vez y estos mandamientos que nos muestran pasarán por incumplirse”

Echenique I de Aragón, el Católico, será un hereje más de la casta.

Como heredero al trono de Aragón consigue atraer también a fieles seguidores de fuera de sus territorios, no pocos seguidores, veintidós apóstoles.

“Abriendo Podemos” es un grupo de dirigentes de toda España que pide que Podemos sea un instrumento de cambio y no ser un partido más. Y ahí esta Echenique I de Aragón para encabezarlo junto a sus veintidós apóstoles.

Dicen que queda una cuestión pendiente y es saber si Podemos aspira simplemente a ser un partido más o el verdadero cambio hacía el reino de la decencia y el progreso.

1422721754591

Ese progreso – su progreso – pasa por resetear la esencia con la que empezó Podemos hace un año. Volver a lo que Echenique nunca abandonó, las políticas de unicornios y los brindis al sol.

“Volver a lo que Echenique nunca abandonó, las políticas de unicornios y los brindis al sol”

Este grupo de dirigentes vuelven a pedir una renta básica universal, la auditoria ciudadana de la deuda financiera y un proceso constituyente que rompa con un régimen oligárquico corrupto.

Casi nada.

El mismo régimen que le ha facilitado a Echenique la accesibilidad a una sanidad pública y universal. El mismo régimen que sitúa a Podemos en el mapa electoral con mucha fuerza. El mismo régimen que posibilitó que Echenique sacara sobresaliente en su doctorado. El mismo régimen que si esto de la política no le funciona a Echenique, tendría la puerta giratoria de su puesto de funcionario para volver al CSIC.

Ese régimen. No otro.

Él es la luz del cambio, el que le siga no andará en las tinieblas sino que tendrá la luz del progreso. Así está la película y Berlanga se la está perdiendo.

Echenique I de Aragón, el Católico. Por el pasa el único cambio, convertíos y creed en él.

Deja un comentario