EL PARTIDO POPULAR DE ARAGÓN COMIENZA A RENOVARSE

Después de la victoria amarga del pasado 24 de mayo del Partido Popular de Aragón y la “huida” prematura de Luisa Fernanda Rudi que, ya se postulaba para ser senadora autonómica. El Partido Popular comienza la renovación con el nombramiento de su nuevo portavoz parlamentario.

Roberto Bermúdez de Castro será el nuevo portavoz del Partido Popular en las Cortes de Aragón. Un nombramiento que parecía obvio, ya que Roberto Bermudez de Castro ha sido Consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón y por tanto la persona de máxima confianza de Luisa Fernanda Rudi durante estos cuatro años de Gobierno.

Roberto Bermúdez de Castro será el nuevo portavoz del Partido Popular en las Cortes de Aragón.

Un perfil moderado, de dialogo pero de ideas claras. Roberto Bermúdez de Castro es la apuesta del PP de Aragón para el futuro de la Comunidad Autónoma, de momento en la oposición pero con vistas a ser el líder del centro-derecha aragonés.

La renovación no termina solo en la figura de Roberto Bermúdez de Castro, le acompañaran dos mujeres como portavoces adjuntas.

La renovación no termina solo en la figura de Roberto Bermúdez de Castro, le acompañaran dos mujeres como portavoces adjuntas.

Las dos mujeres que ostentarán este cargo son Mar Vaquero y Marián Oros. Dos perfiles jóvenes y con un destacado conocimiento de la política aragonesa.

Mar Vaquero es una de las pocas alegrías electorales del Partido Popular tras las elecciones del 24 de mayo, consiguiendo una mayoría absoluta – por segunda vez -, en su municipio, María de Huerva.

Marián Oros, diputada en la anterior legislatura, sonó con fuerza para entrar en las listas del Ayuntamiento de Zaragoza, una de las pocas peticiones de Eloy Suárez para renovar a su equipo. Al final entró en las listas del Partido Popular para las Cortes de Aragón y su dedicación se ha visto recompensada con el nombramiento como portavoz adjunta.

El Partido Popular de Aragón comienza la oposición con perfiles moderados, pero conscientes de que volver a tener la confianza de los aragoneses pasa por una oposición ideológica y muy pegada a los ciudadanos.

 

Deja un comentario