LA FALSA SOLIDARIDAD DE LA IZQUIERDA

Dicen que otra forma de entender la política ha llegado a Zaragoza. No se engañen, conocemos esa política. Ha sido la que históricamente ha generado pobreza y miseria. No son palabras de trazo grueso, dichas desde mi “circulo” ideológico. Es la realidad de a lo que llevan las políticas del comunismo que representa Zaragoza en Común.

Si, comunismo. Zaragoza en Común reconoce que el 80% de su candidatura son militantes de Izquierda Unida y siendo más preciso, muchos de ellos son militantes del Partido Comunista. No lo digo yo, lo dice la propia candidatura.

La política que nos gobernará los próximos cuatro años, girará en torno a la idea de rescatar a las familias que más han sufrido la crisis. Buscan una ciudad digna.

“La política que nos gobernará los próximos cuatro años, girará en torno a la idea de rescatar a las familias que más han sufrido la crisis. Buscan una ciudad digna.”

Citaba textualmente en su discurso de investidura, el nuevo alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve: “Cuestión de derechos. No de compasión, ni de caridad, ni de donaciones gratuitas.”

Escuchando todas estas propuestas me pregunto: ¿Quién no quiere una ciudad digna y donde las personas no se vean en la miseria?

Nadie. Todos queremos que nuestros vecinos puedan sentirse “dignos” con unos mínimos necesarios e imprescindibles.

1033116_1

Pedro Santisteve ha citado más actuaciones que ejecutará como alcalde: un plan de emergencia social promoviendo un parque de viviendas públicas, impulsar la cooperación al desarrollo, consolidación del empleo público, líneas de crédito subvencionadas….

¡Vaya borrachera de gasto se nos viene encima! Pero con un Ayuntamiento endeudado y sin dinero en la hucha, ¿cómo van a hacer todas estas políticas que pretenden devolver la dignidad a la ciudad?

Les presento la falsa solidaridad de la izquierda.

La izquierda no tolera que exista solidaridad más allá de la impuesta por las administraciones. Es importante destacar el verbo imponer en esta idea de la solidaridad. Porque ésta existe gracias a que es financiada por impuestos (del verbo imponer) que los pagamos por obligación. La solidaridad pública es moralmente superior pese a que se ejerce sin preguntar al ciudadano.

Ya lo dijo Quevedo: “La limosna es obra pía si se hace de dinero propio; más si se hiciese de dinero ajeno, sería obra cruel”

Así que prepárense para que les vacíen el bolsillo. Subirán todos los impuestos que puedan, necesitan dinero para “sus” políticas. Nuestro dinero.

Es el manual de instrucciones de la izquierda. Dicen que hay una emergencia social crítica. Venden la idea de que con sus medidas se saldrá del agujero y buscan un culpable, el de siempre: el capitalismo o la crisis financiera.

Llegan al gobierno y vacían la caja. Cuando no tienen más para derrochar, llaman a tu puerta y te meten la mano en el bolsillo sin preguntar. Si preguntas, te responden: solidaridad.

“Llaman a tu puerta y te meten la mano en el bolsillo sin preguntar. Si rechistas, te responden: solidaridad.”

24M-PABLO-IBAÑEZ-ARAINFO-c-5

Discrepo con Pedro Santisteve en casi todo, sobre todo en lo económico. Pero le deseo suerte. Su suerte es nuestra suerte. Aunque algo me dice que, como siempre, los contribuyentes seguiremos sufriendo a nuestros políticos.

Y algo me dice que nuestro bolsillo no da para más.

Deja un comentario