SE BUSCA OPOSICIÓN EN ARAGÓN

¿Alguien ha visto a la oposición de centro-derecha en Aragón? Parece que nadie se ha dado cuenta que tenemos un gobierno socialista tutelado por Podemos. Con un sartenazo fiscal y determinadas políticas ideológicas que ya han comenzado en el año 2016.

Algunos de nuestros políticos están como en sus vacaciones de selectividad, otros aún tienen que aprender la función de ser diputado y hay otros que antes de comenzar su defunción buscan una forma de revitalizarse.

Se busca en Aragón a la “verdadera” oposición.

Una oposición real, no efímera como la de Echenique. Seis meses tutelando y exigiendo medidas concretas a Javier Lambán. Echenique es el que dicta las medidas reales del Gobierno de Aragón, pese a que Lambán sepa jugar a la vieja política, se le da bien, a ser más perro que nadie, y dejar a Echenique arrinconado en algunos momentos, pero ni con esas. En Aragón es Podemos quien tiene la última palabra con sus catorce diputados.

¿Dónde está la verdadera oposición a la izquierda en Aragón?

Ya sabemos que la izquierda cuando no gobierna está en la calle: escraches, manifestaciones, cinturones y mareas multicolores. Sin embargo no hay un dicho para la derecha, cuando la derecha no está en el gobierno a veces no se sabe dónde está…

“El Partido Popular está muerto a nivel orgánico, Ciudadanos tiene un caos interno importante con candidatos y candidatas que no son eficaces y el PAR, pues eso: el PAR.”

El Partido Popular está muerto a nivel orgánico, Ciudadanos tiene un caos interno importante con candidatos y candidatas que no son eficaces y el PAR, pues eso: el PAR.

Ciudadanos

Ciudadanos peca de cierta ambigüedad en Aragón, ese discurso blandiblu de lo políticamente correcto y no tiene un mensaje fresco, algo que llevaba en el inicio. Ciudadanos se puede convertir en una moda o incluso puede ser fagocitado por políticos de otros partidos que ya están tomando el partido. E incluso Ciudadanos podemos entender que es de centro-derecha pese que sus estatutos lo denominan de centro izquierda. La puntilla a esto lo define Susana Gaspar perfectamente, su lideresa, la cual dice que Ciudadanos es un partido de consenso. Es decir, la nada.

“dobló el número de votos el 20-D, pero no se engañen, no fue por mérito de sus candidatos en Aragón.”

En Aragón es Albert Rivera y una masa de gente. Cierto es que dobló el número de votos el 20-D, pero no se engañen, no fue por mérito de sus candidatos en Aragón. Ciudadanos quizá ha tocado techo, ir a mejor me parece complicado tal y como van en Aragón.

En Aragón no tiene proyecto propio, ni tiene dos o tres líderes que sean un referente claro. Ciudadanos aún no se ha enterado de quienes son sus votantes: gente de centro-derecha que ya no aguanta a un Partido Popular inmóvil y con excesiva laca de cierta melena rubia.

Y juega a una ambigüedad mal calculada y eso se ha visto en las urnas sacando solo un diputado por Aragón. Y que recuerden que hay un factor muy importante, el Partido Popular en Aragón tiene pendiente una renovación y esos votantes de Ciudadanos se irán al PP si mantienen el discurso infantil y un bajo nivel político.

El PAR

El PAR, ese partido bisagra histórico en Aragón, más que oxidado internamente y poco valorado en la sociedad aragonesa. Pensé que era una oportunidad para ellos después de las elecciones de mayo al no conseguir pactar un Gobierno tras tantos años de moqueta. Recuerdo que pensé: ¡Es la hora de Arturo Aliaga en la oposición!

Un elemento diferenciador puede ser Arturo Aliaga. Según el CIS autonómico es el político mejor valorado.

Pero nada más lejos de la realidad. Arturo Aliaga no controla su partido, nunca se ha pateado el territorio. Ahora su apoyo directo es Sánchez-Garnica, con el encargo de hacer labores de cohesión en el Partido Aragonés, el “fontanero” del PAR. Eliminar rencillas y disputas e intentar revitalizar la estructura interna y las bases. Al PAR le falta identidad, preguntarse qué quiere ser de mayor.

Un partido tan personalista, sin bases sólidas tras la marcha de Boné, Allué y sus huérfanos, es complicado. Una persona por sí sola no levanta nada.

Sigo los plenos de las Cortes de Aragón y no dejo de ver al PAR como el partido apéndice del PP-Aragón. Ya es hora de emanciparse de la anterior legislatura, salvo que no sepan qué dirección tomar.

“Puede que el discurso regionalista este agotado.”

Puede que el discurso regionalista este agotado. Algún cargo del Partido Aragonés entiende que no hay futuro, tal y como están. Piensa que en menos de cinco años puede desintegrase como partido político.

La dinámica elección tras elección es un descenso de votos constante. De gobernar Aragón a ser un partido más en las Cortes de Aragón. La ausencia en Zaragoza es muy notable, ahí está uno de los problemas capitales del PAR. Desde lo rural no puedes revitalizar nada, solo puedes despoblarte internamente.

El PAR no tiene cabida en el panorama político aragonés, sinceramente. Biel consiguió estructurarlo como un partido bisagra capaz de pactar con cualquiera, y ahora esa alternativa ya la hay. Podemos ya es partido bisagra, y Ciudadanos buscaba ser la muleta de Rudi.

Si revisamos todos los partidos a nivel nacional de esa tradición regionalista, o se han suicidado en el independentismo o directamente son irrelevantes e incluso están desaparecidos. Partido andalucista, Comuneros de Castilla, etc.

El panorama político está muy dividido, entre el voto urbano y el voto rural. Y el PAR solo es capaz de “robar” votos en municipios de Teruel por su “buena gestión” municipal.

Igual era el momento de Aliaga, dudo que despierte de su letargo. Elena Allué y María Herrero han sido más eficaces juntas que un Aliaga tarareando a Loquillo por los pasillos de las Cortes de Aragón. Cuando fuimos los mejores suspira Aliaga al cruzarse con Maru Diaz.

Hay quien apunta a que debería integrarse el PAR en el PP-Aragón como una corriente interna. Y eso que en el PP no caben más corrientes internas. Podrían confluir, me dicen, si luego se integran en listas donde el PAR no pinta nada.

El Partido Popular

Mientras Aliaga continua tarareando por los pasillos de las Cortes, El PP-Aragon busca una ventana recóndita en el antiguo palacio de la Aljaferia donde en el horizonte consiga atisbar la tierra prometida: Madrid.

Están en éxodo, siguiendo el referente de Moisés-Fernanda Rudi. El PP-Aragón tiene un riesgo. Podría entrar en el invierno de la marmota y dormirse. Como le pasa a los partidos que salen del Gobierno.

El PP debería tener un referente ya en las Cortes de Aragón, sea quien sea, pero debería tener un líder, no nominal, debe de ser un líder real.

Ilusión debería brotar de su frente. Y si no lo hay, darle forma o incluso crearlo. Con la urgencia de conocer lo que hay enfrente. Un líder que debería fundir ideológicamente a la izquierda que tenemos.

“Hay cierta coherencia en la falta de política en la oposición ya que en el gobierno, poca política se hizo.”

Hay cierta coherencia en la falta de política en la oposición ya que en el gobierno, poca política se hizo. Mucha gestión en cuanto a cifras pero nada de política. Y Rudi ganó las elecciones, es verdad. Pero a la vez las perdió, de manera estrepitosa y esperando que PAR y Ciudadanos pudieran sumar lo suficiente para continuar en el Gobierno.

En los pasillos de las Cortes de Aragón aprovechan diputados para pararte y comentarte eso que intuyes. Te cuentan que Rudi ha destrozado al partido internamente”. El hecho de mantener a exConsejeros del anterior Gobierno sentados como diputados es el mejor gesto que evidencia el futuro del Partido Popular de Aragón. Benditas listas cerradas, anquilosadas y con un candado mugriento, diría algún exconsejero al saber que entraba en listas. Si fuera por cientos de militantes con poder de decisión en esas listas, otro gallo cantaría.

Echenique y Lambán lo tienen fácil. Criticar la labor de esos exconsejeros en cualquier intento de oposición del PP-Aragón.

¿A mí me vais a venir a dar lecciones de gestión?, dirá Javier Lambán.

Cuando eso sucede en el debate parlamentario, se entra en bucle y cada uno defiende su parcela. Sin apostar por nuevas ideas o la oportunidad de desmitificar la posición de la izquierda.

“Pecan de partidismo y de esa eterna recompensa de cualquier partido: Esperando cuatro años para dar el salto en las próximas listas y seguir avanzando políticamente.”

Siendo justos, hay buenos diputados en el PP-Aragón, pero hay pocos buenos diputados. Pecan de partidismo y de esa eterna recompensa de cualquier partido: Esperando cuatro años para dar el salto en las próximas listas y seguir avanzando políticamente. Ojala alguno llevara un discurso propio y alejado de determinadas consignas orgánicas.

El PP-Aragón no tiene un problema de encontrar un líder, me decía el otro día mi buen amigo Victor Serrano. Tiene un problema mucho más grave, de no saber asentarse en la sociedad y buscar gente joven que le ilusione un proyecto.

Abres el periódico y en la página del obituario, son todos del bipartidismo.

Luisa Fernanda Rudi no ha sabido dinamizar al PP y no ha abierto el partido a gente nueva. La espantada que hizo el día de las elecciones, quito la careta a muchos militantes, no le importa nada el futuro. Ella siempre ha pensado en ella.

Quien sabe, igual se podría revitalizar el Partido Popular de Aragón con el impulso de Jorge Azcón si fuera Portavoz en el Ayuntamiento.

Pero Eloy Suárez tendría que irse. Lo prometió, nadie le obligo y así se presentó a las elecciones.

Algo tiene que cambiar, o tendremos “lambanismo morado” durante mucho tiempo.