VOY DONDE ME LLEVAN

Hacía tiempo que no escuchaba una frase tan desafortunada e incluso lamentable de un político, y eso que era Rajoy, pero dejando de lado las críticas me detuve y pensé en la frase: “A mí me organizan la visita y voy donde me llevan”.

Y es que no le falta razón.

La idea emblemática de llevar a Rajoy a las inmediaciones de la riada del Ebro fue diseñada por un nutrido grupo de “asesores” de comunicación que sin acierto y sin conocer la situación plantaron al presidente ahí para “solidarizarse” con los agricultores y vecinos de la ribera del Ebro.

Dicho esto, todo comunica, todo. No solo el gesto si no el conocimiento de sacrificarse por algo, y más en política.

“Dicho esto, todo comunica, todo. No solo el gesto si no el conocimiento de sacrificarse por algo, y más en política.”

Utilizando un pequeño cambio en la tan famosa frase de las presidenciales americanas de principios de los 90, les diría: ¡Es la comunicación, estúpidos!

La deriva que está llevando el Partido Popular tiene varios motivos, tanto políticos como de liderazgo, pero podría no ser tan acuciante si supieran comunicar sus gestos, sus políticas y su proyecto.

La campaña electoral nos ha dejado “sloganes frios”, sin sentido, manidos y alguno hasta insultante como el del alcalde de Badalona: “Limpiando Badalona”.

Dudo que veamos a algún partido político, en el corto plazo, reflejado en ese momento de la película de George Clooney, “Los Idus de Marzo”, donde se reúnen en torno al candidato y al jefe de campaña para trazar estrategias, mensajes y analizar errores que no volver a cometer.

voy-donde-me-llevan-2

No es ciencia ficción, ese tipo de campañas electorales se hacen en otros países. Pero aquí no, lo dicho, “voy donde me llevan”.

Quizá el primer problema del Partido Popular es que no saben lo que es una campaña electoral y siguen empeñados en hacer lo mismo que en los años 80. Algo tan sencillo de diseñar como la vertebración interna del propio partido en el territorio y, eso no es culpa de Rajoy, es culpa de la desorganización y falta de conocimiento.

Mucho “mitineo” en salones de actos que van quince personas a escuchar las promesas y proclamas del partido, varios “tweets” y vuelta a casa. Poco más.

Me pregunto cómo se puede perder tan estrepitosamente unas elecciones después de haber gobernado con tanto poder durante cuatro años, teniendo en “propiedad” diputaciones y cientos de ayuntamientos, que se supone que sirven para vertebrar el territorio.

¿Qué han hecho estos cuatro años?

Me he molestado en analizar los lugares donde Luisa Fernanda Rudi ha estado estos últimos meses para “hacer política” como Presidenta del PP de Aragón. Prácticamente no hubo pre-campaña los meses anteriores, salió del Pignatelli el día de antes de comenzar la campaña. Así, no se gana ni tu comunidad de vecinos.

En una entrevista durante la campaña (en Radio Ejea), la periodista le lanza la primera pregunta a la “Presidenta Rudi” y le dice que tiene que reprocharle que no haya estado en Ejea en cuatro años. La Presidenta con su buen carácter le dice que en realidad estuvo hace dos años en Ejea.

Repito. La Presidenta le dice que estuvo hace dos años en Ejea. Lo dicho, “voy donde me llevan”.

¿Cómo se quiere ganar unas elecciones si se está cada dos años en uno de los municipios más importantes de Aragón?

Y es que estar en el Pignatelli “de marfil” para dedicarse a gestionar es importante, pero hay que estar en el día a día de los municipios.

La comunicación en política ha cambiado, ya no hay que enumerar cuantos mítines se ha hecho y donde, hay que saber a qué medio de comunicación se va y que mensaje se lanza. La política ahora se comunica en platos de televisión.

“La comunicación en política ha cambiado, ya no hay que enumerar cuantos mítines se ha hecho y donde, hay que saber a qué medio de comunicación se va y que mensaje se lanza. La política ahora se comunica en platos de televisión.”

No hay más que poner la televisión y ver que la batalla de las ideas se da en la pequeña pantalla, pero claro, si el PP da la batalla de las ideas frente a la izquierda creciente con Rita Barbera, Carlos Floriano, la “Presidenta” Rudi y compañía. Mal porvenir le espera.

Algunos – con buen criterio – diréis que esas televisiones son la Cuatro y la Sexta, las cuales desde su línea editorial han hundido día tras día al Partido Popular y aumentando su impopularidad. Puede que algo haya ayudado, pero hay que estar ahí, dando la cara en un “mitin” para cientos de miles de votantes.

voy-donde-me-llevan-3

Pero la falta de mira política y “buenismo” de algún político del PP también tiene la culpa. No olvidemos que fue Soraya Sáenz de Santamaría quien rescató a PRISA y Roures (la Sexta) de un cierre seguro. El “sorayismo” cree que la izquierda le perdonará la vida si la agasaja convenientemente.

El mayor error político siempre es abandonar los principios y valores para parecerte al que jamás te votará.

“El mayor error político siempre es abandonar los principios y valores para parecerte al que jamás te votará”

La comunicación es la base de la política, y ahí está la principal diferencia entre el PP y Podemos, mientras Rajoy y sus barones se niegan a dar explicaciones a los ciudadanos, el partido de Pablo Iglesias ha entendido que la comunicación es primordial.

La comunicación es la esencia de la política, y por eso el partido más grande de Europa y con mayor poder político de la democracia, está a punto de ser barrido por una formación política que apenas tiene un año. Frikis, les decían.

Deja un comentario