“EL PERIODISTA TIENE QUE CENSURAR CUALQUIER MALA PRAXIS DEL POLÍTICO, NO SER UN PALMERO”

ENTREVISTA

por ÁLVARO SIERRA

Charlamos con Jesús Rojo, periodista y director del periódico El Distrito, líder de prensa gratuita en la ciudad de Madrid, cubriendo la información de los veintiún distritos de la capital de España. De las paginas de El Distrito han salido noticias que nutren la opinión de Madrid pero también referentes del periodismo como Jorge Bustos.

El periodismo local siempre ha sido el periodismo de calle, donde se aprende el verdadero oficio del periodista. Intenso, cercano, y comprometido. Pero en un mundo tan globalizado, ¿interesa el periodismo local?
El periodismo local desgraciadamente con la crisis ha sufrido un golpe, ha limitado muchísimo los recursos pero sigue siendo el periodismo más puro. El periodismo más cercano que cumple una verdadera labor social, dando respuesta muchas veces a los problemas de la gente. También es ese periodismo que puede llegar a cualquier tipo de publico. Haciendo una metáfora con la transición, es el periodismo del consenso que deja de lado ideologías y hace útil la información a la ciudadanía, no como los grandes medios de masas.

¿No es bueno que se le vea el plumero ideológico a los grandes medios de comunicación?
El periodismo nacional e incluso autonómico está condicionado a grupos de presión que dependen de determinados poderes, no es un periodismo libre. Se dedica a cubrir determinados intereses económicos o ideológicos. Dicen que vivimos en una democracia pero hay medios de comunicación que son sumisos a unos poderes muy particulares y no coinciden con el interés general.

Si, cierto. Pero es bueno que sepamos que intereses están detrás de cada medio de comunicación, que ejerzan transparencia.
Claro, pero todo medio es un servicio publico y ese es el principal interés. Hay medios de comunicación que tiene otros intereses que van por delante del interés de la ciudadanía. Si no esta el interés general como punto de partida no es periodismo, es un arma con intereses políticos.

Ahí se hace evidente que determinados medios de comunicación estén a merced de la publicidad privada o la publicidad publica para subsistir.
Todos los medios estamos condicionados por la publicidad, es lo que nos da de comer. Pero si, eso condiciona. Quien diga lo contrario miente. Hay veces, y sobretodo en los grandes medios de masas, que la publicidad condiciona para un fin político y e incluso querer condicionar la opinión de la gente.
Habría que cambiar el sistema de reparto de la publicidad institucional, por ejemplo. Poder otorgar la publicidad en función de unas métricas como el EGM o el share (indices de audiencia). En ningún momento tendría que estar condicionado la cercanía política o personal de un medio de comunicación con un Consejero autonómico o Concejal para que te riegue con publicidad institucional. Eso en mi pueblo se llama, clientelismo e incluso presunta prevaricación.
Hemos visto en casi cuarenta años de democracia como el poder político cesa o censura directores de periódico, como reparte publicidad institucional arbitrariamente, como da o quita licencias de televisión y radio con alegría, ¿dónde esta la independencia de algunos medios de comunicación si depende del político?
Esa pregunta te la tendría que hacer yo a ti, ya que trabajas en un digital. Los medios de comunicación que no necesitan concesiones publicas son medios muchísimo más libres que una radio o incluso una televisión. Porque depender de una concesión administrativa que depende del capricho del político de turno, en definitiva quita libertad. Creo que hay un campo abierto a la libertad en los medios digitales y habría que abrir el campo de la libertad a las licencias de radio y televisión para no depender del político.

 

Tanto el periódico El Distrito como Aragón Confidencial, hacemos periodismo local y por tanto estamos en el día a día de la política más cercana. Incluso con trato directo con concejales, alcaldes o diputados autonómicos. En esa relación, ¿a quien le interesa más la relación fluida, al político con el periódico o al periódico con el político?
Al político con el periódico.

¿Sin duda?
Hombre, claro. (risas). Mira, el político es un servidor publico y nos sirve a todos los ciudadanos. Nosotros pagamos demasiados impuestos para que el político nos responda y nos de un servicio a los periodistas. Y ya basta de buscar paniaguados o palmeros para que le aplaudan al político por estar subvencionado. El periodista tiene que censurar cualquier mala praxis del político, no ser un palmero.

Luego hay políticos que tienen miedo a los medios o directamente creen que no es necesario acudir a ellos para explicarse.
No todos, pero si. Hay algún político con esa actitud de prepotencia y lejanía con los medios que es más que censurable.

¿Qué es más peligroso, la noticia que se publica o la noticia que se guarda en algún cajón de un medio de comunicación?
(Risas) La noticia que se publica, (risas), al final sale cualquier noticia o eso quiero pensar.

Hay portadas o titulares que al publicarse dañan la imagen de un político, pero al demostrarse que no es cierta esa noticia nunca el medio se desprestigia y sin embargo la mancha sobre el político se mantiene.
Es que hay medios que no entienden de valores y se basan en intereses políticos o económicos. Para publicar una noticia que pueda deslegitimar a un político tengo que tener unas pruebas muy concluyentes, y los políticos después tienen su propia defensa. Se pueden querellar contra el periódico o poner una demanda por el derecho de protección a la intimidad y el honor, aunque la justicia es tan lenta que la mancha ya esta hecha.

No me negarás que a la hora de publicar una noticia, hay medios que publican el titular amarillo y polémico más que el rigor en la información.
Dentro de los limites de la legalidad, un titular es valido sea en el contexto que sea. Dentro de los limites de la ética hay titulares que son validos y otros que no.

A veces daña más un titular al periodismo que al propio político.
Por supuesto.

Hay directores de periódico que se consideran ganadores de unas elecciones o algunos que solo ven la corrupción desde un color político, ¿es comprensible?

Eso no se ajusta a una democracia y hay gente que lo ve normal. Espera eso de un periódico o de alguna televisión. No es comprensible y hay que cambiarlo de raíz.

Hay ciudadanos que creen que hay excesiva pluralidad en España de medios de comunicación y desconocen que esos medios están en manos de unos pocos.
El problema de España es el duopolio informativo que concita la mayoría de la publicidad privada y utiliza la información como le conviene. Eso termina desprestigiando al resto de medios de comunicación.

Si entre tu y yo estamos hablando con esta libertad sobre la situación de los medios de comunicación o el periodismo en España, ¿por qué no es consciente la ciudadanía o se reivindica más entre los propios periodistas?
Mucha gente tiene que comer y tiene que callar. Esta entrevista solo se puede llevar en medios de comunicación libres pero muchos compañeros tienen que comer y ya sabes que la situación laboral del periodismo no pasa por su mejor momento.

Decía Jorge Bustos, que con podemos los periodistas viviremos de puta madre, siempre y cuando mantengan las checas cerradas.
(Risas) Yo prefiero decir que viviremos de puta madre cuando creemos riqueza, si evitamos a partidos totalitarios que lleguen al poder y que la ciudadanía sea capaz de conservar su libertad. Maldito Bustos. (risas).

 

Jesús Rojo estuvo el pasado día cuatro de febrero en Zaragoza y fue entrevistado por nuestro compañero Álvaro Sierra en el Gato Aragón, por la publicación de su libro “Cuando eramos invencibles” (Álvaro Sierra entrevista a Jesús Rojo, autor del libro “Cuando eramos invencibles”).

Deja un comentario