Aula Infantil Colegio Ánfora

ÁNFORA: CUANDO DAVID VENCE A GOLIAT

  • Podemos exigió que no se abriese el colegio en el decálogo firmado con el PSOE aragonés.
  • El colegio ya lleva un año funcionando como centro concertado y tiene a su favor todos los pronunciamientos del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.
  • A unas horas de iniciar el proceso de escolarización, se prevé una fuerte demanda de plazas en este centro pese a la limitación de vías por parte del Departamento de Educación.

“No conozco nada de política, ni siquiera soy de aquí, pero no entiendo el problema. Vivo a 200 metros del colegio que quiero para mi hijo, ¿cuál es el problema?”, Bianca, que todavía guarda un vago acento de su tierra natal, muestra su inquietud ante los rumores que pululan por el municipio de Cuarte de Huerva (Zaragoza).

LA CONSOLIDACIÓN DE UN PROYECTO

El inicio del curso escolar 2015-2016 fue el de las mil y una tretas de Mayte Pérez, la Consejera de Educación, para impedir la apertura del Colegio Ánfora. Mil y una veces fulminadas gracias a la tutela del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

No importaba pasar por encima de los derechos de los padres y de los niños, según cita el auto del TSJA, o acabar con los nervios de los cooperativistas. Daba igual educar a niños en aulas prefabricadas o meter con calzador en otros colegios concertados de Zaragoza a algunos niños para dividir a unos padres unidos como una piña. La cuestión era cumplir la exigencia de Podemos Aragón para la futura investidura de Javier Lambán. El dichoso decálogo que ahora maldice el Presidente aragonés.

El colegio no debía abrirse. Busquen ustedes las razones legales, que las ideológicas ya las ponemos nosotros, parecía decirle la formación de Pablo Echenique al PSOE-Aragón.

“Pero aquí estamos, en el colegio que queremos para nuestros niños”, afirmaba un padre.

Agosto y septiembre fueron meses de infarto. Ansiedad entre niños y padres. Más de una madre acabó siendo tratada por crisis nerviosa. Pero David venció a Goliat. Sin apenas recursos y con el reloj en contra, los padres paralizaron el cierre del colegio Ánfora, y la suspensión del concierto al ser amparados por el TSJA.

Razón toda la del mundo, pero con tan poco tiempo y medios… fue un milagro. Nos intentaron dividir, nos llamaron delincuentes, fue una caza en toda regla. Pero aquí estamos, en el colegio que queremos para nuestros niños” afirmaba uno de los “davides” del Colegio Ánfora.

Hoy el Colegio Internacional Ánfora es por fin una realidad asentada. El único colegio concertado en Cuarte de Huerva. Dicen que las dificultades unen a las familias. En este caso la lucha contra una administración más que unir, ha creado una familia. La complicidad entre padres y profesores es evidente con sólo pasar unos minutos con ellos.

Después de todo lo que hemos pasado somos el AMPA más unida y exigente de Aragón; exigente con la administración… y con el propio colegio”, comentaba un miembro de la asociación de padres y madres del colegio.

EL COLEGIO NO TIENE MARCHA ATRÁS 

“Incluso la propia administración autonómica (…) da por hecho que Ánfora es una realidad consolidada”

Siendo ya el colegio una realidad asentada: ¿cuál es el futuro?. Todas las partes dan por hecho que los autos favorables al colegio se traducirán pronto en sentencias firmes. El colegio no tiene marcha atrás. Incluso la propia administración autonómica, según nos confirman funcionarios a ARAGÓN CONFIDENCIAL (prefieren mantener el anonimato), da por hecho que Ánfora es una realidad consolidada y que no existe ninguna opción legal para impedir su normal desarrollo.

Pero, aún no existiendo ninguna base legal para seguir metiendo el dedo en el ojo de los cooperativistas, parece que el departamento de Educación se va a comportar como un mal perdedor en lugar de como un administrador de los intereses públicos.

La única manera que tiene Mayte Pérez de volver a incordiar al colegio, y sobretodo a los padres y alumnos, es limitar a una las vías para cada curso, es decir, que sólo autoriza una clase por curso.

La máxima responsable educativa de Aragón hace caso omiso de la demanda de los padres, le da igual volver a apilar a niños o desoír a los padres y su derecho a escoger las educación que quieren para sus hijos. Se le olvida de nuevo que tiene unas obligaciones establecidas por ley. Ya se las recordará de nuevo el TSJA” nos recuerda María, orgullosa madre del colegio.

“No te he podido cerrar y no puedo quitarte el concierto. Pues te voy a dar una patada en el trasero de las familias de Cuarte

“No te he podido cerrar y no puedo quitarte el concierto. Pues te voy a dar una patada en el trasero de las familias de Cuarte”, así resume una señora que esperando el bus a Zaragoza, se mete en la conversación.

Pero sí que hay algo en lo que no se pone de acuerdo la gran familia nacida en torno al Colegio Internacional Ánfora – que así les gusta nombrarse a ellos, nada de “el Ánfora”-.

¿Por qué esta obcecación de la Consejería de Educación? ¿Por qué se empeñan en poner palos en la rueda si saben que no pueden ganar la batalla? Cada persona tiene su teoría: la Consejera se lo ha tomado como algo personal, Podemos está metiendo mucha presión o es sólo un espectáculo de cara a la galería.

Una cosa es segura, tal y como decía un padre en su cuenta de Facebook el fin de semana: “El curso pasado luchando por nuestra libertad de educación. Este año parece que nos toca defender a otros padres a los que les van a poner las cosas difíciles. Lo hicimos el año pasado, y lo volveremos a hacer este”.

Vídeo reivindicativo subido a las redes por padres del colegio Ánfora.

Deja un comentario