EL CASO PLAZA CONTINUA SU PROCESO JUDICIAL MIENTRAS LO DENOMINAN “EL MAYOR SAQUEO DE ARAGÓN”

REPORTAJE 

  • Veinticinco personas se sentarán en el banquillo por una presunta corrupción en PLAZA. Se piden para ellos decenas de años de prisión y el pago de 149 millones de euros en indemnizaciones.
  • El juez del caso Plaza acaba de dar por terminada la instrucción y ha firmado el auto para la celebración del juicio. Se sentarán en el banquillo, de nuevo, el socialista Carlos Escó, el constructor Agapito Iglesias y el exgerente de PLAZA, Ricardo García Becerril.
  • Es el segundo juicio penal que se fija por la trama de corrupción de la empresa pública Plaza durante la etapa de gobierno del socialista Marcelino Iglesias.

Son varias las causas abiertas en los tribunales por los manejos en esa sociedad pública que, según informes del anterior Gobierno aragonés, le pudieron costar a las arcas de la Comunidad unos 200 millones de euros.

Hace menos de un mes se conocía la sentencia por el primero de los juicios penales por la corrupción en Plaza. El ex viceconsejero socialista de Aragón, Carlos Escó, el constructor Agapito Iglesias y el exgerente de Plaza, Ricardo García Becerril, fueron condenados por malversación de caudales públicos. Los tres han sido condenados a cuatro años de prisión y a devolver los casi nueve millones de euros de fondos públicos que malversaron.

Ahora, los tres volverán a sentarse en el banquillo por otros manejos presuntamente corruptos cometidos en Plaza en aquellos años. En esta ocasión se les juzgará junto a otros 23 presuntos culpables de ese entramado. En su conjunto, el juez pide para ellos una condena de decenas de años de prisión y el pago de un total de 149 millones de euros en indemnizaciones.

LA PIEZA CENTRAL DEL MACROPROCESO “CASO PLAZA” COMIENZA A JUZGARSE

Hasta once delitos cometieron los implicados en esa trama de corrupción, según el juez que ha instruido el caso. Es la pieza central del llamado «caso Plaza», que en total se ha sustanciado en media docena de causas judiciales.

Casi cuatro años de investigaciones policiales y judiciales han precedido a esta macrocausa por corrupción. Esta y la operación Molinos, de La Muela, son las mayores causas de corrupción instruidas hasta la fecha en Aragón.

En este próximo juicio por el núcleo del caso Plaza se sentarán en el banquillo Esco, Becerril y Agapito Iglesias. Y, junto a ellos, otros 22 procesados a los que se considera, en mayor o menor medida, cómplices y parte de la trama de corrupción que se tejió durante años en esa empresa pública del Gobierno aragonés que acabó acumulando cientos de millones de euros de pérdidas a costa de las arcas de todos los aragoneses.

Entre quienes se sentarán en el banquillo figuran otros empresarios y directivos vinculados directamente con Plaza y con empresas a las que se adjudicaron obras desde esa sociedad pública.

La lista de delitos que imputa el juez a los distintos acusados es larga: prevaricación, fraude y exacción ilegal, cohecho, malversación, falsedad documental, tráfico de influencias, delito contra la Hacienda Pública, contra la Seguridad Social, delito de blanqueo de capitales y alzamiento de bienes.

Para el exgerente de la empresa pública, Ricardo García Becerril, se piden 23 años de prisión. Para el socialista Carlos Esco, siete años y para el constructor Agapito Iglesias cinco años. Las penas para el resto de procesados varía en función de los delitos que se imputan a cada uno de ellos.

CIUDADANOS Y PODEMOS EXIGEN LA DIMISIÓN Y LA EXPLICACIÓN PÚBLICA DE MARCELINO IGLESIAS

Ciudadanos y Podemos reaccionan ante la apertura del nuevo juicio del Caso Plaza donde se sentará en el banquillo un alto cargo del Gobierno de Marcelino Iglesias.

Carlos Escó, fue viceconsejero de Obras Públicas del Gobierno PSOE-PAR y mano derecha de Marcelino Iglesias.

Tanto Ciudadanos como Podemos han pedido responsabilidades políticas por la apertura de juicio oral de una de las piezas del Caso Plaza. Ambos coinciden en que hay que ir más allá de lo penal, y exigir directamente a Marcelino Iglesias la dimisión como senador autonómico por dejación de funciones o por responsabilidad in eligendo.

Pablo Echenique  considera buena idea que Marcelino Iglesias se explique en las Cortes de Aragón ante el mayor caso de corrupción de la Comunidad aragonesa, en la época en la que él era Presidente del Gobierno y varios de sus altos cargos tienen condena firme de cárcel y se les continua llamándoles a declarar como imputados en otras tantas piezas judiciales de presunta corrupción.

Deja un comentario