MANUEL GIMÉNEZ LARRAZ: “LAS VÍCTIMAS DE ETA SE VAN DESDIBUJANDO EN LA MEMORIA DEMOCRÁTICA COLECTIVA”

  • 15 años después del asesinato por parte de ETA del entonces presidente del PP-Aragón, Manuel Giménez Abad, sigue siendo uno de los atentados impunes de la banda terrorista.
  • Un domingo por la tarde antes de ir a ver al Real Zaragoza a la Romareda, un terrorista le atestó tres tiros por la espalda. Giménez Abad cayó muerto junto a la mirada inerte de uno de sus hijos.

Su hijo mayor, Manuel Giménez Larraz, atiende a esRadio Aragón y hace un llamamiento a la sociedad para mantener viva la memoria de las víctimas: «No consintamos que los asesinos logren imponer su interesado relato de lo que fue ETA».

Minutos antes del acto institucional que se celebra en las Cortes de Aragón en homenaje a la figura de su padre, Manuel Giménez Larraz reconoce que «debemos mantener viva la memoria de lo que fue el terrorismo etarra y no permitir que los asesinos nos impongan su relato del pasado». E insiste, «las víctimas de ETA se van desdibujando en la memoria democrática colectiva».

El hijo mayor de Giménez Abad recuerda los días después del asesinato de su padre y de manera tranquila pero vehemente relata: «de los días posteriores al asesinato de mi padre tengo dos recuerdos especialmente grabados en mi memoria: uno fue la manifestación multitudinaria que hubo en Zaragoza dos días después para condenar el crimen; el otro, ese mismo día, las declaraciones de Arnaldo Otegi diciendo, respecto al asesinato de mi padre, algo así como que menos lágrimas de cocodrilo y más soluciones al conflicto».

Dice Giménez Larraz que «el hecho de que una persona con esas credenciales éticas y cívicas, que fue condenado y encarcelado por terrorismo, esté siendo paseado y promocionado en el Parlamento Europeo no habla precisamente bien de la conciencia democrática de una sociedad, y quizás sea fruto de esa costumbre española de anteponer la ideología a los valores comunes de los demócratas».

La entrevista en los informativos de esRadio Aragón con Manuel Giménez Larraz:

Deja un comentario