¿EL DÍA DE LA MARMOTA? SÍ, PERO NO

Recién finalizado el escrutinio, en Aragón no cambia el mapa electoral de escaños: 6 PP, 4 PSOE, 2 Unidos Podemos y 1 C’s. En cuanto a escaños representa un día de la marmota respecto de los resultados del 20-D. Pero aún a vuela pluma, la lectura de los votos recibidos por cada opción permite algunas reflexiones no menores.

Unos treinta mil aragoneses menos han votado respecto del 20-D, lo que representa un nada despreciable 3% del censo. Una lectura inteligente debería prestarle alguna atención relevante a ese dato por parte de los políticos, pero no parece probable que eso vaya a ocurrir.

La sucursal aragonesa del Partido Popular ha tenido un incremento de unos doce mil votos, cifra que coincide con los perdidos por Ciudadanos. Parece normal teniendo en cuenta que quien ya votó al PP el 20-D no parece probable que haya encontrado razones para no volver a apoyar esa opción, mientras que un buen puñado de votos prestados a la gaseosa formación naranja han vuelto al hogar central de la derecha.

El PSOE ha elevado en seis mil sus sufragios, pasando de 168 a 174 mil, lo que supone un buen resultado teniendo en cuenta el descenso de la participación, y el potencial desgaste que supone la presidencia de un socialista como el Presidente Lambán en el Pignatelli. Los socialistas no pueden más que estar satisfechos por ello y, sobre todo, por no tener que enfrentarse a nivel nacional al conflicto que habría supuesto el anunciado y fallido sorpasso de Unidos Podemos; con el correspondiente conflicto potencial respecto de los apoyos podemitas al actual Gobierno de Aragón.

El resultado más llamativo es el de la confluencia Unidos Podemos, que ha perdido unos 43 mil votos respecto del 20-D. Parece evidente que tanto el papel de Pablo Echenique y los suyos en las Cortes de Aragón como, sobre todo, el del Alcalde Santisteve en Zaragoza han sido determinantes a la hora de negar la posibilidad de que esa opción representara nada nuevo ni nada mejor a los avezados ojos de los votantes aragoneses y zaragozanos en particular.

Como la política es, por encima de todo, el arte de cuidar del trasero propio sin aparentar la realidad de que les importa un comino lo que le ocurra a sus partidos y a la Comunidad a la que aparentemente representan, las conclusiones muy resumidas son:

Eloy Suárez sale más incombustible de lo que ya era. Javier Lambán tiene una confortable legislatura por delante, con la que no soñaba hace unas semanas. Pablo Echenique va a disimular para no tener que culpar en público a Santisteve, al tiempo que éste va a querer hacernos creer que estos comicios no iban con él. Susana Gaspar en breve dejará de ser portavoz de C’s en las Cortes de Aragón, lo que ya estaba decidido antes del 26-J.
1466963319_033943_1466964517_noticia_normal
En fin, el día de la marmota electoral en Aragón; pero con algún ego proyectado y algún otro deprimido en esta ya habitual sinsustancia que supone Aragón en la política de España. En cuanto a Vds., sigan cuidando sus trabajos los que los tengan;  sigan comprando lotería, quinielas o cupones de la ONCE a discreción; y, los que puedan y se atrevan, no teman plantearse el venir por acá, que en la distancia se ve mejor y se aprende más de la triste realidad política y social de Aragón y de España; y hay más oportunidades de trabajo y prosperidad laboral y emocional.

Deja un comentario