EL FRENTE POPULAR… 80 AÑOS DESPUÉS

Ya tenemos la foto. Los portavoces parlamentarios de PSOE, Podemos, Chunta Aragonesista e Izquierda Unida han escenificado un acuerdo en el que quieren comunicar a la sociedad aragonesa que se van a sentar a hablar sobre políticas progresistas…

“PP, PAR y C’s ya no representan a la sociedad aragonesa porque las izquierdas han decidido que con ellas se bastan.”

Apuestan, nada menos, que por jibarizar el papel de las Cortes de Aragón: PP, PAR y C’s ya no representan a la sociedad aragonesa porque las izquierdas han decidido que con ellas se bastan.

¡Qué suerte tenemos en Aragón! La izquierda ha expropiado al 45% de los aragoneses la posibilidad de hablar, de acordar, de pactar…

En esa foto falta alguien: el presidente de Aragón, Javier Lambán. Si lo que quiere la izquierda es insuflar un poco de aire a un ya desgastado y errático gobierno no creo que sea el palacio de la Aljafería el lugar más adecuado sino el Pignatelli, en el despacho del presidente.

Esta confusión histórica de la partitocracia española de confundir, de fusionar, de mezclar la necesaria separación de poderes produce monstruos.

Aragón no necesita más fotos, ni postureos, ni más engaños. Necesita un gobierno estable que gobierne, que ejecute las indicaciones del otro poder, el legislativo que reside en las Cortes y en el que están representadas siete fuerzas políticas y no sólo cuatro.

Pero miremos al otro lado. ¿Dónde está la oposición? Desde hace tiempo defiendo que la verdadera oposición mediática es la que Echenique le hace a Lambán. El podemita le apoya “soto voce” y le critica públicamente: “Nos conviene que haya tensión”, como ya le dijera Zapatero a Gabilondo, Iñaki, en un descuido microfónico.

Tampoco parece que PP, PAR y C’s estén siendo eficaz oposición, esa que realiza el necesario control al gobierno, esa que denuncia sistemáticamente todas esas políticas que excluyen y desprecian a la representación del 45% de los aragoneses. Esa oposición que no sólo se hace en comisión parlamentaria sino también en la calle, en los medios. Bien es cierto que no corren buenos tiempos ni para PP, ‘camino Soria’ y ‘Rita, Rita, Rita, lo que se da ya no se quita’, ni para el PAR, intentando sostener una casa que se cae a pedazos elección tras elección, ni para C’s con unos votos prestados por Rivera pero sin proyecto de partido ni proyecto para Aragón.

Deja un comentario