LA POLÍTICA EN TIEMPOS DE SEQUÍA

La vuelta de vacaciones para multitud de aragoneses se ha visto sorprendida por unas temperaturas inusualmente altas para un mes de septiembre.

Dan ganas de volver a organizarse y tirar para la montaña o la playa.

Pero estas temperaturas tan altas no esconden ni mucho menos una situación que puede llegar a ser alarmante en las próximas semanas. En muchos puntos de Aragón no ha llovido desde prácticamente el mes de junio y esto puede llevar al traste toda la campaña agrícola de este 2016.

Está claro que ganaderos y agricultores van a poner todo lo necesario para paliar los perniciosos efectos de esta larga sequía.

Desgraciadamente no acaban aquí los males de esta vuelta vacacional. Si recuerdan ustedes, despedíamos el curso con unas elecciones a finales del mes de junio con repetición exacta de los resultados de diciembre pasado si nos referimos a Aragón.

Y es que lo que pasa en las principales instituciones que nos gobiernan, o no, también se ha instalado la crisis. Lo malo es que esta crisis también la pagamos los mismos.

“Presidente en funciones y ministros en funciones pero todas sus dádivas bien activas”

Echemos un vistazo al gobierno de España… paralizado desde hace casi un año. Presidente en funciones y ministros en funciones pero todas sus dádivas bien activas. Que no falte de nada.

Si giramos la vista hacia el congreso y el senado podría darse el caso de que la mayoría de sus señorías (diputados y senadores) habrían trabajado no más de 60 días durante este 2016 en el caso de que se convocasen elecciones para diciembre… muy rentable: trabajo dos meses pero cobro doce… y luego dicen que el parlamento se parece a la sociedad española.

Nos vamos acercando. Las Cortes de Aragón. Su presidente, que debiera haber dejado de regir la ciudad de Barbastro cuando fue nombrado ha anunciado con muchos meses de retraso su marcha… Nuevo juego de sillones alrededor de la mesa de las Cortes donde hay ya un consenso claro: no habrá presidente de las Cortes que venga del PP. A partir de ahí postureos varios para ver quién se queda con la principal silla de la Aljafería.

En el Pignatelli seguimos como al principio. Si no fuera por el único consejero que se sale del guión escrito por Echenique y dirigido por Lambán esto sería todavía mucho más aburrido. Sí, me refiero a José Luis Soro. Bien es cierto que es prácticamente el único agarradero institucional que le queda a la formación aragonesista y deben rentabilizarlo como sea.

El compadreo, el ahora te quiero y ahora me enfado entre el barón socialista Lambán y el podemita Echenique no tiene más recorrido y se aventura una continuación en este curso de lo que nos representaron en el pasado.

Y finalmente el ayuntamiento de la capital aragonesa. Pasada ya con creces la cuarta parte del mandato de Santisteve nos encontramos una ciudad con los mismos problemas de siempre, con ninguna solución sobre la mesa, sin modelo de ciudad, son consensos para diseñar la Zaragoza de los próximos 20 años, con más demagogia y discurso vacuo que con acciones prácticas de gobierno… la verdadera política municipal que los zaragozanos esperamos es aquella que consigue tener una ciudad más limpia, más habitable, más cómoda, más abierta, con más oportunidades, atractiva no solo para sus habitantes sino también para los de fuera…

Demasiado calor amigos, sí demasiado calor… si al menos soplase un poco de cierzo… SEGUIMOS

Deja un comentario