NO SE NOS PUEDE PASAR ESTE TREN

En 1928 se abría al tráfico ferroviario el paso pirenaico por Canfranc. Esta aventura duró apenas 42 años puesto que un lamentable accidente en la vertiente gala en 1970 cerró para siempre esta arteria de comunicación entre Aragón y el resto de Europa.

La celebración de un encuentro más protocolario y de cara a la galería que útil entre los representantes regionales de la Aquitania francesa y Aragón pone de nuevo encima del tapete político la importancia de esta vía para el desarrollo social y económico de Aragón y de la España interior.

Hace pocas fechas se celebraba también otro encuentro entre los responsables autonómicos de Cataluña y Valencia con la bendición de la lideresa de C’s en Cataluña, para defender la construcción del corredor ferroviario mediterráneo.  A nadie se le escapa del gran potencial de esta vía.

Conectaría grandes puertos del mediterráneo: Barcelona, Tarragona y Valencia.

Desplazaría a alta velocidad a millones de personas que viven en esa zona y otros tantos de turistas que nos visitan durante todo el año.

¿Cómo podría competir el proyecto del Canfranc en un territorio vacío de personas y de empresas, con un recorrido entre montañas, con políticos con escasísimo peso en sus respectivos países?

La reivindicación del ferrocarril por el Pirineo central va más allá que la de una más que posible rentabilidad. Es evidente que el intercambio comercial entre el centro, sur y oeste peninsular podría hacerse perfectamente por este nuevo paso.

Pero hay otra vertiente que no conviene pasar por alto. Las tensiones secesionistas en Cataluña y País Vasco.

¿Es posible que nadie vea que para la vertebración no ya de Aragón sino de España entera es vital, es estratégico el paso del Canfranc?

“Aragón es la comunidad con más estabilidad política y social de todo el noreste español”

¿Es que no hay mente lúcida que vea que Aragón es la comunidad con más estabilidad política y social de todo el noreste español?

¿De nuevo se va a alimentar al monstruo del separatismo “regalándole” un ferrocarril que acelere su desconexión al resto de España en vez de apostar por otra vía más segura que es la del Pirineo Central?

Si la famosa Travesía Central Pirenaica era un proyecto que por faraónico resultaba irrealizable no sucede lo mismo con el Canfranc.

Si Aragón pierde el Canfranc es España entera quien pierde una oportunidad.

Un comentario en “NO SE NOS PUEDE PASAR ESTE TREN

  1. Totalmente de acuerdo con Yago Oñate. Un ferrocarril por el Pirineo Central es estrategico para España. El Canfranc es lo minimo deseable y factible a corto plazo, sin embargo la TCP seria una mejor solucion y no deberiamos olvidarla ni siquiera si se consigue el Canfranc. La cooperacion de aragoneses con experiencia en Bruselas y Luxemburgo podria ser muy util para preparar y presentar los proyectos a la Comision y al Banco Europeo de Inversion con probabilidades de exito.

Deja un comentario