SE ACABÓ LA FIESTA… O NO

Finalizadas las fiestas del Pilar en Zaragoza toca hacer balance, por un lado y, por otro, ver qué nos esperan las próximas semanas de este serial tipo culebrón americano que los gobiernos que padecemos y pagamos nos tienen ya tristemente acostumbrados.

“Por lo visto hasta este 2016 no habíamos podido disfrutar de fiestas en esta ciudad.”

Fernando Rivarés en su versión de regidor de cultura de la capital aragonesa está encantado de haberse conocido y ha decretado por vía de urgencia la satisfacción, alegría y contento general de toda la ciudadanía cesaraugustana. Y es que es gracias a lo bien que lo hace el equipo de gobierno comandado por Santisteve tenemos fiestas, nos lo pasamos bien, y salimos a la calle para compartir el regocijo con nuestros vecinos y visitantes. Por lo visto hasta este 2016 no habíamos podido disfrutar de fiestas en esta ciudad.

Los datos que arroja la encuesta municipal preguntando sobre el grado de satisfacción de las fiestas no deja lugar a dudas. Lástima que no tengamos la ficha técnica de la misma ni la comparativa con otras encuestas de otros años. Y no quiero ser aguafiestas… nunca mejor dicho.

Pero nuestros políticos patrios no cejan en sus conspiraciones varias. Podemos anuncia una consulta a sus bases para ver si le proponen a Lambán entrar en el gobierno de Aragón. Otra vez Echenique marcando la agenda o un presidente socialista que cada día debe encontrar la razón para continuar calentando el primer sillón del Pignatelli.

Estos chicos de Podemos no disparan al aire. Seguirán profundizando en la crisis de identidad que el PSOE lleva arrastrando desde que auparon a la secretaría general del partido a un tal Rodríguez Zapatero.

Esa consulta que va ha anunciado Podemos estoy convencido que la ganará Echenique sea cual sea el resultado pues será el que él ya haya pensado de antemano: sólo los inanes convocan consultas o referendos que luego pierden.

Está muy bien eso de preguntar a la militancia para esconder la siempre escasa democracia interna del actual régimen partitocrático. Que dirigentes de los partidos con representación se escondan cuando les viene en gana detrás de consultas o primarias recuerda a aquellos ejercicios de democracia orgánica que el régimen franquista organizaba para exaltar aún más su imagen a través de elecciones y referendos.

Del resto de partidos que forman parte del arco parlamentario de las cortes de Aragón, ni están ni se les espera… Supongo que estarán acoflados en sus mullidos sillones con cuencos llenos de palomitas contemplando el espectáculo del hundimiento del adversario cual Titánic en las gélidas aguas del Atlántico.

Deja un comentario